Dr. Ciro Zapata Lara
correo electronico facebook twitter

Miguel Zapata Rosas
Director
Casa de Cultura
Dr Ciro Zapata Lara
Zacapala, Puebla

LA VISION DE DON CHEMA

En las casas donde hoy vive don Fidel García F. viva un señor que gozaba de gran popularidad y respeto, Don JoséMaría Bravo,- jefe de una guerrilla- actualmente vive en el Estado de Veracruz, y mas de diez a jurado que su relato es completamente verídico. Venia pues por el camino de Tepexi rumbo a Zacapala al frente de sus hombres, y cuando descendían por la cuesta que llamamos Cruz Grande donde se domina en hermoso panorama el pueblo y su cañada, vieron que el Comaltepec se había transformado en una hermosa ciudad. Los hombres detuvieron sus caballos y sorprendidos se restregaban los ojos,  no querían creer lo que veían, pero la enigmática ciudad estaba allí, con sus edificios y sus casas pintadas, dice don Chema que cada quien señalaba a sus compañeros lo que llamaba su atención, hacia el norte una gran calzada descendía y llegaba hasta el pueblo, otros señalaban hacia el sur donde se vian altas chimeneas, - debe ser una fabrica decían unos, o una hacienda decían otros, es la ciudad encantada que vieron los de Atoyatempan,- si les dije, y uno estuvo encantado dos años, así comentábamos cuando la fantasmal ciudad se desvaneció.

Cuando don Chema y sus hombres llegaron al pueblo, se dirigieron a la Presidencia Municipal, he hicieron su relato al Presidente Sr. Don Melitón Zapata Lara, y fue una lastima que el secretario don Juan P. Cortes de Santa Clara Huiziltepec no levantara el acta correspondiente;- el señor Presidente tomo nota en el libro que tenia mas a la mano, y resulto ser del registro civil, donde en la primera hoja se puede leer lo siguiente: “hoy a las tres de la tarde poco mas o menos el Sr. José María Bravo vio en el cerro de Comaltepec una ciudad extensa, con una hacienda al sur de la ciudad. Septiembre- 4 – 1937.”

En ese mismo mes el Sr. Cura Párroco Don Abundio Espinoza, organizo una procesión y coloco en alto la Santa Cruz que desde entonces como un guardián preserva al pueblo de Zacapala de cualquier maleficio.
San Juan Evangelista, Zacapala Pué. A 21 de Noviembre de 1976.

 

Fin